NUESTRO DRON: MAVIC MINI

Desde que empezamos con el proyecto Mil Rincones del Mundo, nuestro objetivo ha sido poder mostraros todo aquello que podamos conocer en nuestras escapadas y viajes, y que, además de ayudaros a organizar los vuestros, os anime y os motive a emprenderlos. Siempre hemos tomado imágenes de nuestros viajes, pero esos vídeos y fotos han sido solo para un uso más personal y no les hemos dedicado demasiado tiempo.

Ahora, con el blog, las redes sociales y el canal de youtube, nos hemos propuesto documentar todos los lugares que visitamos con las mejores imágenes que podamos ofreceros. Y uno de nuestros planes ha sido, incluso antes de empezar el blog, el adquirir un dron para conseguir tomas áereas espectaculares.

Tuejar desde el aire

Llevamos mucho tiempo documentándonos sobre el tema en otros blogs y en canales de Youtube. Nosotros nunca hemos volado un dron que no fuera más que un juguete y nuestra falta de experiencia nos hacía pensar que es complicado manejarlo sin tener una formación previa.

Una de las primeras cosas que descubrimos es que la legislación sobre drones es diferente en cada país y es necesario consultarla porque además está en constante actualización. En general, en la mayoría de los casos, se diferencia entre dos tipos de drones: los de peso inferior a 250 gramos y los de un peso superior a este. La normativa actual es de 2017 pero estamos a la espera de una normativa a nivel europeo que todavía no ha sido publicada pero que lo hará próximamente. Una de las exigencias que se tendrá a partir de la vigencia de esta ley será el estar en posesión de un permiso de operador o piloto para drones de más de 250 gramos. Eso quiere decir que en el caso del Mavic Mini no sería necesario.

Esta es una de las principales razones por las que hemos elegido este dron como punto de partida en este mundillo tan complejo aunque no lo parezca. Porque tampoco podemos llegar, sacar el dron de la caja y echarlo a volar. Hay que comprobar primero si en la zona está permitido el vuelo. En estos enlaces os dejamos referencia a mapas donde se específica las diferentes zonas donde se puede o no volar un dron en España y algo sobre la normativa de los diferentes países del mundo:

Españahttps://drones.enaire.es/

Mundohttps://www.utw.es/mapa-aereo-volar-drones-donde-puedo-usar-dron/

En ningún caso podemos volar sobre una aglomeración de personas, solo si las personas están dispersas. Tampoco podemos volar el dron fuera de nuestro campo de visión ni de noche. El Mavic Mini puede volar en ciudad a una altura máxima de 20 metros (siempre que el lugar no pertenezca a una zona no permitida), no así los drones de peso superior a 250 gramos. Esto ha sido también otra de las razones por las que nos hemos decantado por este dron.

Es cierto que se pueden adquirir complementos para el dron como pegatinas, adaptadores para el aterrizaje, luces led para los motores… Pero tened en cuenta que todos estos accesorios elevarán el perso del dron por encima de 250 gramos y perdería entonces las ventajas de esta categoría.

A la hora de transportar, este dron es muy cómodo de llevar. Prácticamente no pesa y se puede llevar dentro de un equipaje de mano en caso de transportarlo en un avión sin ningún tipo de problema, ya que el estuche no es mayor que un neceser. Recalco el tema del equipaje de mano porque no se debe facturar ya que las baterías no están permitidas en los equipajes facturados.

El dron se vende en una caja que solo lleva el control remoto y una única batería y su precio oficial son 399€. Nosotros hemos optado por comprar el paquete Fly more combo, que cuenta con dos baterías más con cargador, juego de hélices de repuesto y bolsa de transporte, por 499€. Si tenemos en cuenta que cada batería cuesta 45€ y el cargador vale 39€, merece la pena.

¿Pero nos van a hacer falta tantas baterías? Pues según el fabricante, la batería dura hasta 30 minutos, pero eso es en las condiciones óptimas de las que nunca dispondremos, así que duran algo menos. Después de subir a una montaña o de realizar un viaje largo, te quedas sin batería y no puedes hacer las tomas que deseas por no tener otra, pues la verdad es que debe fastidiar, así que aquí vamos prevenidos.

En cuanto a la calidad del dron, una vez ya hechas las primeras pruebas, podemos decir que es estupenda. El control remoto se conecta mediante el smartphone de forma sencilla y ahí puedes visionar todas las imágenes que la cámara va captando. La calidad de estas es tremenda, ya que puede grabar vídeo hasta 2,7K y fotografías de hasta 12 MP y el estabilizador funciona genial, el movimiento es super suave. Si vais a subir los videos a Youtube, se recomienda grabar en 1080 y 60 frames porque continua siendo una calidad brutal y los archivos creados son más sencillos de editar y de reproducir.

Ahora bien, no todo podía ser maravilloso y el Mavic Mini tiene algunas limitaciones asociadas sobre todo a la reducción de peso. Los materiales son más bien flojos, tipo plástico, para controlar cada gramo. Parece totalmente un juguete. No cuenta con memoria interna, debemos usar una tarjeta micro sd no incluida. También se han tenido que sacrificar los sensores, puesto que solo cuenta con los inferiores, destinados a los aterrizajes. Eso crea cierta inseguridad porque es más fácil que choque y como vemos los materiales algo endebles, nos ha dado por pensar que siendo novatos, nos podemos quedar sin dron en dos días.

Pues al principio ni lo valoramos, pero DJI cuenta con un servicio que se llama Care Refresh que, en caso de accidente en el que el dron quede dañado, podemos solicitar hasta dos nuevos drones enviando el antiguo, sea el tipo de daño que sea. El servicio cuesta 39€ y se debe contratar al comprarlo o en las primeras 48 horas después de la activación. Después, la primera sustitución costará 40€ y la segunda 49€. Visto lo visto, con nuestra poca experiencia y la poca dureza que pensamos que tiene el aparato, lo hemos contratado. Creo que también es una forma de estar más tranquilos, sin pensar que si lo chocamos, adiós la inversión que hemos hecho.

Las sensaciones son buenas tras los primeros minutos de vuelo. Por el momento, estamos muy contentos con la calidad de las imágenes y lo recomendamos como primer dron. El otro dron que estuvimos barajando fue el Mavic Air 2, otro dron de DJI, que viene siendo un poco el hermano mayor del Mavic Mini y que está super recomendado por muchos entendidos en el tema. Pero ese dron ya pasa de los 250 gramos que marcan la categoria siguiente y pierde algunas de las ventajas que os hemos comentado más arriba.

Si os ha gustado todo lo que os hemos contado y os decidís a comprar este dron, podéis hacerlo a través de este link para colaborar con nuestro blog.

¡Anímate a descubrir el mundo desde el aire!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s