Que Hacer En Praga

Praga es una de las llamadas ciudades imperiales, no sin razón. Tiene lugares fantásticos que conocer y además es una ciudad que es bastante sencilla de visitar (idioma y moneda aparte) puesto que lo imprescindible está dividido en dos zonas, cada una a un lado del río Moldava.

Para llegar hasta aquí os recomendamos buscar los vuelos en Skyscanner y elegir vuestro alojamiento en Booking. Si lo hacéis desde estos links, a vosotros os costará lo mismo y ayudaréis a mantener el blog.

Tengo que decir que no es una ciudad que pudiéramos explorar muy a fondo, por culpa de un vuelo retradasado. Nos habría gustado poder explorar la ciudad con más tranquilidad pero conseguimos ver lo más importante de esta ciudad y que ahora os recomendamos.

  • Visitar la Plaza de la Ciudad Vieja

Esta plaza es uno de los centros de turismo más importantes de la ciudad. Dicho de otro modo, vayas a la hora que vayas te encontrarás con turistas. Aquí encontramos algunos edificios importantes, como la iglesia de Tyn (entrada gratis con donativo voluntario) o el Ayuntamiento, que podemos visitar (250czk adultos/150czk niños) e incluso subir a su torre. Actualmente el antiguo Ayuntamiento de la Ciudad Vieja es sede de la oficina de turismo de Praga.

La plaza está formada por bellos edificios y en su centro encontramos una gran escultura en homenaje a Jan Hus, uno de los precursores de la reforma protestante de la República checa. La escultura data de principios del siglo XX.

  • Ver el Reloj Astrónomico en la hora en punto

En la fachada del Ayuntamiento encontramos un reloj que es todo un símbolo de la ciudad. Es de época medieval y tiene tres partes: dos grandes esferas y una escena donde, cada hora en punto, aparecen diversos personajes. Es lo que llaman Desfile de los apóstoles. Y en ese momento se congregan una gran cantidad de personas para ver las figuritas pasar.

El horario de funcionamiento de este reloj es de 9:00 a 21:00 horas. Si queréis poder verlo bien, vale la pena madrugar.

  • Cruzar el puente de Carlos

Este puente es una gran obra por si solo, pero es que además cuenta con 30 esculturas realizadas entre los siglos XVII y XVIII. Eso sí, el lugar está a rebentar desde bien temprano, no solo de turistas, sino también de vendedores de artesanía, de dibujantes de retratos y un sinfín de oficios que viven de las personas que por allí pasean a diario.

Es uno de los lugares que no te puedes perder en tu visita a Praga. Pero te recomendamos su visita o bien a primera hora de la mañana o para la puesta de sol.

Tampoco puedes perderte, en una de sus orillas, la preciosa Torre de la Ciudad Vieja, que sirve como entrada al puente y a la que también es posible subir (100ckz adultos, 70ckz reducida).

  • Comprar en la tiendas de la Calle Karlova

Esta calle es de lo más clásico de Praga y está llena de tiendecitas de souvenirs. ¿Qué cosas nos podemos llevar de Praga? Pues es muy típico todo lo de cristal de Bohemia, hay mil cosas (aunque da un poquito de miedo el tema de llevarlo en el avión), muchos juguetes de madera, sobre todo marionetas y mil cosas donde la principal imagen es el reloj astrónomico.

  • Pasear por el Barrío Judío, parando en su cementerio

El barrío Josefov fue un antiguo ghetto durante muchos siglos, donde los judíos vivían aislados del resto de la población. Podemos aquí visitar diferentes sinagogas y lo más impresionante, un enorme cementerio que se puede visitar. Puesto que no se podía retirar las tumbas y durante mucho tiempo fue el único lugar donde se podía enterrar a la comunidad judía, este cementerio se compone de capas y capas de tumbas unas sobre otras, llegando a acumular en algunos sitios hasta 12 capas.

  • Moverte en tranvía

El medio de transporte más práctico y más chulo para moverte por Praga es el tranvía, porque son el medio más antiguo y te acercan a los principales lugares de interés. También podéis utilizar el metro, mucho más reciente, y el autobús.

Los billetes son más económicos que en otras capitales europeas. El billete sencillo para un solo viaje son 32ckz(1,30€), mientras que para niños 16ckz. El abono de 24 horas son 110ckz (4,50€) y para niños la mitad. Si vais a estar tres dias, el abono de 72 horas tiene un precio de 310ckz(12,50€).

  • Visitar el Castillo de Praga

undefinedEl castillo es en realidad un conjunto de diversas construcciones que se visitan con la misma entrada. Dependiendo del tiempo que podamos dedicar o lo que queramos ver: el Antiguo Palacio Real, la Basílica de San Jorge, la Catedral de San Vito, el Callejón del Oro y diferentes exposiciones sobre la historia del Castillo o el Tesoro de San Vito. La entrada es válida para dos días y hay opción de comprar entrada familiar (hasta 5 niños incluidos) con el precio de dos entradas de adulto. Puedes adquirir tus entradas en la web oficial.

  • Fotografiar la Casa Danzante

undefinedSin duda el edificio contemporáneo más emblemático de esta ciudad es el realizado en honor a Fred Astaire y Ginger Rogers, situado junto al río Moldava y construido entre 1992 y 1996. No se puede visitar porque es un edificio de oficinas pero es una foto imprescindible en tu visita a esta ciudad.

  • Probar las bebidas locales

undefinedEn nuestra visita a Praga nos llegaron a preguntar: ¿A qué venís a Praga si no os gusta la cerveza? Porque una de las actividades que más realiza la gente es disfrutar de los numerosos tipos de cerveza que se fabrican aquí. Uno de los lugares para hacerlo es la cervecería más antigua de Praga, U-Fleku, que data del año 1499. Nosotros no estuvimos porque no bebemos, pero sabemos que va muchísima gente.

Es muy conocido también el Becherovka, un licor de hierbas originario de la cercana ciudad de Karlovy Vary, pero que podréis encontrar en muchos lugares de la ciudad.

  • Subir cuesta arriba en la Plaza de Wenceslao

undefinedLa plaza (que más bien es una avenida) es la más importante de la zona nueva de la ciudad. Debe su nombre a San Wenceslao, patrón de Bonhemia, del que encontramos una estatua equestre en la parte más alta de la avenida. Más arriba también se encuentra el Museo Nacional, que no tuvimos tiempo de visitar. Está formado por diferentes museos (historia, ciencias naturales…) y la entrada depende de la parte que vayamos a visitar.

Este lugar ha sido testigo de las revueltas que llevaron a la independencia del país y de muchas otras manifestaciones. Se puede llegar desde dos paradas de metro diferentes, una en la parte alta de la plaza y otra en la inferior.

Estas son nuestras propuestas para vuestra visita a Praga. ¡Esperamos que la visitéis muy pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s