CHULILLA Y SUS RUTAS

Si no te apetece leer, ESCUCHA

La localidad valenciana de Chulilla se ha puesto muy de moda en los últimos años. Tanto el pueblo como las rutas sobre el río Turia son visitadas cada fin de semana por numerosos valencianos que van a pasar el día. Pero su fama ha comenzado a extenderse y cada vez son más las personas que se desplazan desde lejos para conocer este increíble lugar.

Para llegar hasta Chulilla desde Valencia debemos tomar la carretera CV-35 en dirección a Ademuz. Hay varios desvíos que nos llevarán hasta allí: a la altura de Villar del Arzobispo, a la altura de la aldea de Bodegas de Vanacloig o desde Losa del Obispo. Dependiendo del lugar al que nos dirijamos, será más conveniente uno u otro. Si vamos hacia el pueblo, la mejor forma es por el primer desvío, pero si queremos llegar hasta la ruta de los Puentes Colgantes, el camino desde Losa del Obispo es el más directo.ulilla se encuentra a unos 60 kilómetros de Valencia y la mayoría del recorrido es por autovía, por lo que no tardaréis más de 40 minutos en llegar. Eso sí, no busquéis la opción transporte público porque no existe tren y tan solo encontramos un par de autobuses semanales que lleguen hasta el pueblo.

Cuando llegamos con nuestro coche, lo mejor es aparcar a las afueras, puesto que el poquísimo aparcamiento que puedes encontrar está reservado a residentes. Pero es que además si dejamos nuestro vehículo en la zona de la Ermita, el camino hacia el centro de la localidad es un paseo súper agradable y con unas vistas preciosas.

El pueblo es un buen conjunto de casas blancas en calles empinadas. Hay que perderse por ellas para disfrutarlo. En ocasiones encontramos escaleras, pero podemos buscar itinerario para evittarlas. En lo más alto encontramos el castillo e inmediatamente más abajo, la iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles. Esta iglesia se construyó en el siglo XVI pero el campanario no se añadió hasta el siglo XVIII.

El Castillo fue el origen del nacimiento del pueblo, puesto que estuvo poblado desde la prehistoria. Los restos actuales datan del siglo XII y tienen una longitud de 130 metros de perímetro amurallado. No se encuentra en demasiado buen estado de conservación y bajo nuestro punto de vista, sería interesante que se colocaran más carteles informativos, puesto que solo hay uno en la entrada con idea muy general del recinto. Podemos diferenciar diferentes dependencias en varios niveles, entre los que destaca la puerta de entrada y la torre. Pero uno de los motivos para subir hasta aquí es que se trata de un maravilloso mirador, con unas vistas increíbles del pueblo y de las montañas que lo rodean.

Al castillo se accede de forma libre, sin necesidad de entrada ni de concertar visita. Tan solo hay que pasear hacia lo más alto del pueblo por sus calles para alcanzarlo.

Nuestras primeras veces en Chulilla fueron gracias al trail. Todos los años se celebra un evento de carrera popular en el mes de junio que discurre por los senderos de la localidad y nosotros siempre hemos acompañado al papi en este reto. Si os gusta correr por la montaña, esta es sin duda una carrera genial.

Y es que los paisajes que podemos recorrer alrededor del pueblo son sin duda increíbles. A lo largo de vuestras peripecias por este lugar, podréis comprobar que os hayáis en un lugar ideal para iniciarse en la escalada, ya que hay numerosos lugares por los que encontraréis escaladores en todas las épocas del año. En Chulilla podemos recorrer muchos senderos diferentes pero aquí os contaremos las dos rutas más conocidas y que, además, son ideales para hacer en familia.

En primer lugar, y siendo más sencilla, tenemos la ruta del Charco Azul. Partiendo de la plaza del Ayuntamiento, tenemos señalizado el camino que tomar cogiendo una calle que baja hacia la izquierda. A partir de ahí no tiene pérdida. Bajando todo el rato, al final daremos con el río y seguiremos su curso hacia arriba. Pasaremos por alguna cascada, pequeños puentes y un arco de piedra. Y donde el camino termina, nos espera la pasarela del Charco Azul. Es cierto que podemos encontrar desde mitad de trayecto unas pasarelas que van sobre el agua, pero se encuentran deterioradas por falta de mantenimiento y no se deben utilizar.

La ruta más conocida de Chulilla es la llamada Ruta de Los Calderones (así la encontrarás en Google) o Ruta de los Puentes Colgantes. Es una antigua ruta utilizada por los trabajadores del pantano. Los puentes originales desaparecieron con la riada del 57 y los actuales son del 2013.Es una de las más concurridas de toda la Comunidad Valenciana, así que os recomendamos madrugar o hacerla por la tarde.

Para llegar hasta aquí lo mejor es venir desde Losa del Obispo. Podemos dejar el coche junto al Ecoparque o en las aparcamientos que hay junto al pueblo.

Los fines de semana y festivos hay control de aforo y se cobra una tasa de un euro por persona. La ruta es bastante cómoda, pero no se puede llevar carrito porque hay escaleras. Los puentes se encuentran a menos de un kilómetro del parking, por lo que si no queremos hacer la ruta circular completa, de 11 kilómetros y que llega hasta el pantano de Loriguilla, podemos hacerla lineal volviendo según consideremos que le va bien a nuestro grupo.

Comer en Chulilla puede ser todo un lujazo. Aunque nosotros también hemos estado en los bares que tenemos en la plaza donde se encuentra el ayuntamiento, los vemos buena opción para un almuerzo. Vamos a dejaros aquí dos recomendaciones diferentes: El restaurante La Rueda, en la zona de La Ermita, que nos ofrece un buen menú de comida tradicional y sobre todo, el Restaurante Las Bodegas, en la pedanía de Vanacloig, una idea más moderna y con una calidad excelente. Os recomendamos reservar en cualquier caso porque todo en el pueblo se llena con facilidad los fines de semana.

Otros lugares próximos que podemos combinar con la visita a esta localidad serían Chelva, Tuéjar o Alpuente, pueblos de gran belleza y con un entorno natural Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Si os ha gustado el artículo y queréis colaborar para que el blog siga creciendo, os dejamos unos enlaces de afiliado con los que podéis reservar vuestros viajes. A vosotros no os costará nada y nosotros obtendremos una pequeña comisión.

  • Buscar tus alojamientos en Booking
  • Buscar vuestros vuelos en Skyscanner.
  • Contratar vuestro seguro de viaje con Iati.
  • Comprar vuestras entradas en la web de Civitatis.
  • Reservar vuestro coche de alquiler con Autoeurope.
  • Realizar vuestras compras online a través de nuestros enlaces de Amazon.
  • Esta es nuestra experiencia en el precioso pueblo de Chulilla. Sus rutas, sus edificios históricos y su gastronomía nos hacen considerarlo un gran destino para pasar un gran día o un fin de semana.

    ¡Animaos a conocerlo!

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

    Conectando a %s