QUE VER EN CUENCA EN UN DIA

Conocer Cuenca en un día es posible. Esta histórica ciudad reúne muchas joyas en poca distancia, ya que su casco antiguo no es demasiado grande y todo el recorrido se puede realizar andando, aunque recomendamos buen calzado y ropa cómoda para cubrir los considerables desniveles.

Lo primero para llegar a Cuenca es ver en que medio de transporte vamos a hacerlo. La alta velocidad tiene parada en Cuenca, en las líneas que unen Valencia y Alicante con Madrid. Esto facilita mucho la llegada en tren hasta aquí, pero hay que tener en cuenta que la estación de tren no se encuentra cerca del casco antiguo, si no que está bastante apartada. La mejor forma de llegar sería entonces en el autobús de linea número 1, que tiene un precio de 2,15€ desde la estación a la Plaza Mayor.

Muchos llegaréis en vuestro coche particular; en ese caso ya os advierto que aparcar en el centro no es tarea fácil. Nosotros acabamos en un parking, en el que hay en el auditorio, justo a los pies del Puente de San Pablo. Es una muy buena opción, sobre todo si vas con niños, porque el punto es ideal, pero no es económico porque de unas 5 horas pagamos más de 11€. Si aparcáis en la zona nueva y os apetece caminar podéis aventuraros a pasear o coger un autobús de línea.

Si os gusta conocer datos e historias interesantes, una buena opción puede ser contratar un free tour. Os recomendamos reservarlo en Civitatis.

Cruzar el puente de San Pablo es toda una aventura. Esta construcción histórica de principios del siglo XX permite que los peatones crucen a unos 60 metros de altura sobre el río Huécar desde el actual Parador de Turismo, antiguo Convento de San Pablo. El propio puente es un precioso mirador a las conocidas Casas Colgadas de Cuenca. Estos edificios son todo un símbolo de la ciudad y se encuentran en numerosos souvenirs. Visitarlas por dentro es posible, ya que en una de ellas hay un restaurante y también albergan el Museo de Arte Abstracto, cuya entrada es gratuita.

Puente de San Pablo a vista de dron

Si seguimos andando obtendremos una panorámica preciosa de los Rascacielos de San Martín, edificios medievales que cuentan con ocho o diez pisos de altura. Forman además un conjunto colorido muy curioso.

Un imprescindible de Cuenca es su Plaza Mayor. Hay numerosos edificios antiguos, algunos pintados con mucho colorido. Aquí encontraremos la Catedral gótica, con una fachada principal relativamente nueva ya que se construyó a principios del siglo XX cuando se derrumbó la torre del Giraldillo y afectó a parte de la entrada. Y en la otra punta de la plaza está el edificio barroco de la Casa Consistorial, que cierra la plaza por su parte inferior desde el siglo XV, aunque fue reconstruido en el XVIII.

Sin duda esta plaza tiene siempre mucha vida, ya que se encuentra repleta de bares y restaurantes que siempre tienen sus terrazas llenas. Aunque está bastante dirigido al turista, no es mala opción comer aquí.

A partir de aquí tenemos dos opciones: dirigirnos hacia la parte más alta de la ciudad y disfrutar del Barrio del Castillo, al que llegamos por un recorrido en el que encontramos varios miradores a la Hoz del Huécar o atravesar los arcos de la Casa Consistorial y bajar hasta la Torre Mangana. Dependiendo de dónde hayáis dejado el coche os interesará una opción u otra.

El Castillo de Cuenca se encuentra en ruinas y solo se puede visitar los exteriores, pero aun así por el recorrido y las vistas vale la pena subir. Si creemos que se nos va a hacer muy pesado podemos optar por coger un autobús. En cuanto a la Torre Mangana, no podemos hablaros de ella porque cuando estuvimos se encontraba en obras.

Como la ciudad de Cuenca puede visitarse en un día, os dejamos algunas ideas para completar una escapada de finde o de puente:

  • La Ciudad Encantada de Cuenca
  • El Ventano del Diablo
  • La Villa Romana de Noheda
  • Las Lagunas de Cañada del Hoyo

Si os ha gustado este artículo, os dejamos aquí unos enlaces de afiliado, con los que podéis organizar vuestros viajes y a la vez ayudarnos a mantener el blog, ya que nos llegará una pequeña comisión de lo que reservéis.

  • Reserva tus hoteles en Booking.
  • Contratar vuestro seguro de viaje con Iati.
  • Comprar vuestras entradas en la web de Civitatis.
  • Reservar vuestro coche de alquiler con Autoeurope.
  • Realizar vuestras compras online a través de nuestro enlace de Amazon.

Cuenca es una ciudad preciosa que debes conocer.

¡Disfrútala!