IBIZA EN 3 DÍAS

Viajar a Ibiza en invierno puede no parecer un plan habitual. De hecho, no lo es. Pero si nos conocéis un poco sabréis que no somos demasiado aficionados al concepto de ir a la playa que tiene la mayoría de la gente. En enero, Ibiza está muy tranquilo, sin colas y con mucho sitio para aparcar. Puedes disfrutar de grandes paisajes y de un patrimonio de la Humanidad sin aglomeraciones. ¿Qué te parece el plan?

De todas formas este recorrido puede realizarse en cualquier época del año, puesto que la forma de visitar estos lugares puede ser de lo más diversa. Es cierto que en verano podréis aprovechar para bañaros pero también contaréis con más horas de luz.

Nosotros nos alojamos en este apartamento de Airbnb cerca de San Antonio, totalmente recomendable, junto a la playa y con piscina. En realidad, la ubicación del apartamento en la isla no es determinante para realizar cualquier ruta, dado que las distancias son bastante pequeñas. En nuestro caso siempre buscamos alojamiento cerca de supermercados y de algún centro médico por si las moscas.

Sin duda para visitar la isla es necesario vuestro propio medio de transporte, así que si no llegáis con vuestro coche o moto personal, os recomendamos alquilar uno. Os aconsejamos que sea un coche alto porque hay bastantes parkings sin asfaltar En este enlace os dejamos uno de los mejores comparadores de alquiler de vehículos del mercado, Autoeurope.

Os relatamos nuestra ruta por la isla en los días que estuvimos.

Día 0

Llegada a la isla, recogida del coche de alquiler e instalación en el alojamiento.

Día 1

Por la mañana visitamos Dalt Vila, el casco antiguo de la capital, que es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1999. Una verdadera joya escondida en una Ibiza muy conocida por sus zonas de fiesta y sus playas, pero menos desde el punto de vista cultural. Os recomendamos aparcar en la zona del Camino del Calvario, donde también tenéis baños públicos. Desde ahí subiréis por una escalera interior a la muralla y enseguida llegaréis a lo más alto, muy cerca de la catedral.

La zona está llena de rincones preciosos. Si venís en invierno, podréis pasearos prácticamente solos. Aunque no podemos opinar porque no los vimos, tenéis varios museos en el casco antiguo, como son el Museo Arqueológico, el Baluarte de Sant Jaume o el museo de Arte Contemporáneo. Una buena opción puede ser realizar un free tour, que podéis reservar aquí.

Después de comer, nos dirigimos hasta Cala Llentia para ver atardecer junto al monumento Time and Space. Se trata de una obra escultórica realizada por Andrew Rodgers en el año 2014.

Ten en cuenta que nosotros estuvimos en enero y el sol se pone muy pronto, pero si vas en verano podrás aprovechar para darte un bañito en alguna playa cercana antes, como Cala Tarida o Cala Comte, desde donde también se pueden divisar ocasos espectaculares. Os recomendamos ir pronto porque el parking no es muy grande.

Día 2

Por la mañana nos dirigimos a conocer Santa Eulalia des Riu y el único río de las Islas Baleares. Muy cerca de allí se encuentra el Mercado Hippie de Punta Arabí, que abre los miércoles de abril a octubre de 10 a 18 horas. Visitamos también S’Argamassa, una zona de playa increíble que os recomendamos sin duda y un poco más adelante estuvimos también en la playa Es Canar, en un entorno muy bonito con un pequeño puerto.

A la hora de comer fuimos a Santa Gertrudis de Fruitera, una pequeña población en el interior de la isla. Y la razón por la que visitamos el lugar fue el Bar Costa, un restaurante con una historia muy curiosa. En los años 70, cuando empezaron a llegar los hippies a la isla se hicieron clientes de este bar, que por entonces era solo frecuentado por campesinos de la zona. Cuando no tenían dinero, ofrecían cuadros como forma de pago y el bar se convirtió en una galería de arte improvisada. Hoy en día todavía se puede observar muchos cuadros de aquella época mientras disfrutas de su carta, que consiste en bocadillos y raciones de embutidos y quesos solamente. Es un lugar muy curioso, que merece la pena visitar.

No os podéis ir de Ibiza sin visitar Sa Caleta o Es Bol Nou, como quieras llamarle. Tal vez no sea el mejor rincón para el baño, porque casi no hay sitio ni para poner la toalla, pero tiene muchos atractivos y más si viajáis con niños. Además de ser un rincón muy chulo, tenéis trincheras de la guerra civil, un poblado fenicio y un túnel que se ha hecho super popular en redes sociales porque es muy fotogénico.

Y para finalizar el día nos dirigimos a un lugar icónico de la isla, el maravilloso islote de Es Vedrà. No hay forma de acceder hasta allí puesto que está protegido, pero en todas las épocas del año la gente acude en masa a disfrutar del atardecer frente a Es Vedrà, un espectáculo total. Hay muchos lugares desde donde hacerlo, pero para tener las mejores vistas hay que caminar por los senderos que se extienden por la zona.

Día 3

El día amaneció lluvioso y aprovechamos para descubrir el Museo Puig des Molins, en el centro de en la que se encuentra una necrópolis histórica en la que se han encontrado restos de hace casi 3000 años. Es un espacio que nos llamó la atención a toda la familia. Abren de martes a domingo y la entrada es gratuita.

Después comimos en la zona del puerto y paseamos un rato por allí, con las vistas de Dalt Vila. Por último, antes de ir al aeropuerto, estuvimos conociendo el parque natural y la playa de Ses Salines, una de las más largas de la isla y con un parking enorme. Dicen que aquí es donde te puedes encontrar a más famosos. A lo largo del paseo encontramos esculturas y al final una torre de observación muy chula.

Esta playa está a muy pocos minutos del aeropuerto y es ideal para despedirte de la isla antes de partir. Así que aquí finalizamos nuestro viaje a Ibiza en invierno y aunque no sea lo habitual, os aseguramos que nos gustó mucho esa tranquilidad que vivimos.

Si os ha gustado este artículo y queréis colaborar con nuestro blog, os dejamos unos enlaces en los que podéis contratar vuestros viajes. A vosotros no os costará nada y nosotros recibiremos una pequeña comisión para continuar esta labor.

  • Reserva tus hoteles en Booking.
  • Contratar vuestro seguro de viaje con Iati.
  • Comprar vuestras entradas en la web de Civitatis.
  • Reservar vuestro coche de alquiler con Autoeurope.
  • Realizar vuestras compras online a través de nuestro enlace de Amazon.

¡Ibiza es perfecta para cualquier época!