Descubriendo Chelva

Pueblos bonitos hay muchos, pero que congreguen una mezcla de restos romanos, barrios de distintas culturas con tesoros de la naturaleza, hay muy poquitos. Y que encima sean origen del 50% de mi ADN, solo podréis encontrar uno: Chelva, en la provincia de Valencia. Mucha gente del pueblo no me conocerá, porque al morir mi abuela siendo yo muy pequeña, no he pasado el tiempo que tal vez me habría gustado por allí, pero como dato puedo decir que soy de los García, nieta del Tío Miguel El Cañas y la Tía Manuela la Pina.

Una vez hecha la presentación, os invito a conocer un pueblo que se construyó junto al río Tuéjar. O Chelva. No voy a discutir sobre esta cuestión que se debate entre los dos pueblos desde tiempos inmemoriales, porque además de que no puedo dar una respuesta tengo las raíces y el corazón partido entre ambos lugares. La cuestión es que en Chelva el agua discurre por todos lados, ya que además del río, el lugar está plagadito de fuentes naturales que brollan en mitad de las calles. Barrios antiguos de calles estrechas y empinadas que seguramente os encantará conocer. Y alrededor, montañas, senderos, barrancos, ermitas e incluso una de las cinco plazas de toros estables que quedan en la provincia de Valencia.

undefined

Para llegar hasta Chelva, la mejor opción es con tu propio vehículo. Desde Valencia, se encuentra a 68 kilómetros aproximadamente, unos 50 minutos, ya que la carretera es muy buena (gran parte es autovía). El camino a seguir es la antigua carretera de Ademuz, actual CV-35.

El tema del transporte público no está muy sencillo. La compañía que cubre el servicio de autobús desde Valencia es la Hispano Chelvana, pero cada vez la frecuencia es menor y es muy complicado que nos puedan ir bien, sobre todo si solo queremos hacer una excursión puntual. Os dejamos aquí la web para consultarla.

undefined

El pueblo está situado a los pies del Remedio y sobre el río. Hace muchos siglos que la zona está habitada, puesto que se han encontrado restos que datan del Neolítico. En la época medieval, llegaron a congregarse las tres culturas más importantes que se encontraban en la Península Ibérica: judía, árabe y cristiana. El barrio de Benacacira mantiene la misma estructura que hace casi mil años. Es muy interesante perderse en sus calles empinadas y estrechas, llenas de escaleras que nos conducen por un laberinto de casas de fachada estrecha y flores en las puertas.

La llamada Ruta de las Tres Culturas nos marca un paseo por los diferentes barrios históricos que definen el casco antiguo de Chelva. No es para tener prisa, vale la pena dedicarle un rato. En el recorrido encontraremos bonitos edificios, como el antiguo ayuntamiento o la Ermita de la Santa Cruz, pero si os soy sincera, a mi lo que más bonito me parece es el conjunto que forman.

undefined

Antes o después de este recorrido, no debéis perderos la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, de estilo barroco valenciano. Frente a ella, la Plaza Mayor se llena de gente los sábados, puesto que es el día de mercado, muy importante en un lugar donde no encontramos casi comercios.

En los últimos años uno de los grandes atractivos que han llevado a visitar Chelva es la ruta del Agua. Es un recorrido señalizado que se puede realizar sin problema en familia, con una duración aproximada de unas dos horas si se realiza completo. Comprende dos partes, una por zona urbana, visitando parte de los barrios históricos del pueblo, y la otra por senderos paralelos al río. El recorrido tiene forma de sartén, una parte hace forma de circulo pero existe un tramo en el que no hay salida y hay que volver sobre nuestros pasos.

El recorrido no está adaptado, puesto que hay lugares en los que tendremos que subir escaleras o transitar por zonas donde el firme no está plano. Si pensáis en llevar carrito de bebé no os lo recomendamos, os va a resultar mejor el llevar la mochila portabebé. Tal vez en el tramo del pueblo tengamos buen firme, pero también hay algunas zonas con escaleras o con cuestas bastante empinadas, así que no es fácil empujarlo.

Se puede comenzar desde diferentes puntos, los más recomendables serían la Plaza Mayor, si dejáis el coche en el pueblo, o el área recreativa Molino Puerto, donde en principio sería más sencillo aparcar. Es un buen lugar para almorzar o comer después de la ruta.

Algunos lugares interesantes por los que discurre esta ruta son la Playeta, lugar donde el río forma un precioso pozo y es apto para el baño, y el tunel de Olinches, que cruza la montaña y para la que es recomendable llevar una luz (sirve la linterna del móvil).

Pero, a pesar de ser un recorrido muy recomendable, la Ruta del Agua no es ni mucho menos la única que podemos realizar en Chelva. Vamos a tratar de daros algunas opciones que os van a encantar.

Para mí, un imprescindible en vuestra visita en Chelva es, sin duda, conocer el acueducto de la Peña Cortada. A lo largo de 28 kilómetros y cubriendo las localidades de Tuéjar, Chelva, Calles y Domeño, se extiende una construcción de época romana única en tierras valencianas, toda una obra de ingeniería para trasladar el agua.

undefined

El lugar más espectacular es el puente que cruza la rambla Alcotas, pero sin duda los túneles y la gran montaña cortada en vertical son impresionantes. Hay diversas formas de acceder hasta aquí: los más valientes pueden realizar rutas de senderismo largas desde los pueblos de Chelva y Calles, que pueden suponer 3/4 horas de duración, para los menos experimentados y familias con niños pequeños, lo ideal es llegar a la zona de parking que hay a unos 500 metros de la rambla. El acceso es desde el pueblo de Chelva, hay que coger el desvío que marca Ahillas y al pasar la Plaza de toros, enseguida nos encontramos con el desvío señalizado que nos lleva por una pista ancha y con un firme bastante bueno hasta allí en un par de kilómetros. Tendremos entonces que hacer el recorrido y volver sobre nuestros pasos pero no perderá ni un ápice de atractivo, sobre todo para los pequeños, que vivirán una gran aventura.

Para los amantes de los grandes desniveles tenemos el ascenso a los más de l000 metros que tiene el Pico del Remedio. Podemos comenzar en el pueblo o un poco más arriba, en la zona de la plaza de Toros, desde donde surge la senda. El trayecto nos llevará sin dejar de ascender ni un segundo, hasta la Ermita del Remedio en primer lugar, donde podemos realizar una breve parada y continuar hasta el pico, desde donde tendremos unas vistas de excepción de muchos kilómetros a la redonda.

undefined

El término de Chelva se extiende muchos kilómetros e incluye aldeas, como Villar de Tejas y Ahillas, cuyo entorno es digno de visitar. En la zona del pantano de Benageber, a la que llegamos tras pasar por la población de Tuéjar y coger el desvío en dirección a Utiel. Desde allí, podemos hacer la ruta que nos lleva a los Chorros de Barchel, una pequeña caída de agua de gran belleza. El camino hasta llegar allí nos mostrará lugares muy pintorescos. Se puede hacer la ruta hasta allí y volver por el mismo camino o realizar la ruta circular que cruza también los puentes colgantes.

Si buscáis un plan más tranquilo y menos activo, disfrutar de la naturaleza a lo largo del término municipal de Chelva es muy sencillo porque contamos con muchísimos lugares para hacerlo. Os nombramos aquí algunas de las áreas recreativas más conocidas.

  • Molino Puerto

undefined

A poca distancia del pueblo y junto al río y la zona de baño de la Playeta, es uno de los más concurridos. La zona es perfecta para quedarse si realizáis la ruta del Agua o habéis dado una vuelta por los barrios históricos.

  • Puente Barraquena

El área menos conocida se encuentra pasando de largo el Molino Puerto y ascendiendo por una pista asfaltada. Está bien señalizado y se encuentra junto al río Turia. Perfecto si no os gustan las multitudes. Podéis encontrar su ubicación en google maps.

  • Fuente de la Gitana

undefined

Junto a la Plaza de Toros se encuentra el desvío a este pequeño área, que tiene una fuente preciosa.

  • Ermita del Remedio

Frente a la Ermita del Remedio encontramos un área recreativa que incluye paelleros y vistas panorámicas fantásticas.Tenemos también la opción de comer en el restaurante. Es lugar de peregrinación de muchas familias el día que concluyen las fiestas de agosto para homenajear a la Virgen del Remedio, patrona de la localidad.

undefined

Y hablando de fiestas, este pueblo tiene muchas para descubrir. Además de las fiestas de agosto, con sus peregrinaciones al Remedio, son muy conocidas las Hogueras de San Antón, donde se celebran cuentacuentos, concursos de hogueras e incluso un pasacalle por el casco antiguo donde se hacen tapones de gente que se resuelven a base de empujones. En Semana Santa hay una costumbre curiosa, lanzar papelitos llamados Aleluyas el domingo de Resurrección.

Si queréis colaborar con nuestro blog, a vosotros no os costará nada y a nosotros nos aportará un granito de arena para seguir trabajando:

  • Reservar vuestros alojamientos con Booking.
  • Buscar vuestros vuelos en Skyscanner.
  • Contratar vuestro seguro de viaje con Iati.
  • Comprar vuestras entradas en la web de Musement.
  • Reservar vuestro coche de alquiler con Autoeurope.
  • Realizar vuestras compras online a través de nuestros enlaces de Amazon.

Esperamos que disfrutéis de vuestra visita a Chelva y veais el mayor número de cosas posibles.

¡Es un lugar increible!